Cuando realizamos masajes, apoyándonos del frio lo denominamos criomasaje, vamos a realizar el masaje aplicando frio para bajar la temperatura de la zona tratada. Durante el masaje se puede (o no) aplicar frio a una zona determinada.

El frio, ha demostrado su eficacia, especialmente a la hora de combatir inflamaciones, y al atajar la celulitis contra la celulitis, la flacidez corporal, la acumulación de grasa localizada, así como en trastornos varicosos y linfáticos.

En el Centre Mompó, la usamos en formato bolsas. Y en nuestra escuela, en el curso de Quiromasaje enseñamos al correcto uso de estas, así como otras formas, como geles, cremas,  sprais y elementos auxiliares.

Es muy común en el deporte la aplicación del frio en el deporte.

Hay varios efectos del masaje en frio, pero especialmente destacan dos; la disminución de la circulación sanguínea y lógicamente la bajada de la temperatura en la zona que aplicamos.

Estos efectos tienen a su vez como consecuencia directa la disminución de la inflamación y un efecto analgésico.

En nuestro curso de quiromasaje en València, enseñamos las formas de aplicación del frio y del calor, así como las indicaciones y las contraindicaciones a tener en cuenta.

En nuestro temario acerca de la aplicación del frio en el masaje se incluye:El frio y el masaje

  • Efectos
  • Indicaciones
  • Contraindicaciones
  • Técnicas de aplicación
  • Aplicación local en lesiones

 

Si deseas saber más sobre la aplicación del frio en el masaje, puedes infórmate de nuestros cursos de Quiromasaje, donde se enseña este temario.

El centre Mompó, el Centro de referencia en Terapias Naturales en València