El Yoga es un sistema milenario, integral (que abarca todos los aspectos del ser humano) y universal (todas las personas lo pueden practicar). Tiene 5 puntos fundamentales:
–    Ejercicio físico adecuado: Asana
–    Respiración adecuada: Pranayama
–    Relajación adecuada: Savasana
–    Dieta adecuada
–    Pensamiento positivo y meditación.

El Yoga Terapéutico favorece que todas las personas puedan disfrutar de los beneficios del Yoga. Indicado para quienes tengan determinadas características físicas, emocionales o mentales que deseen mejorar.

¿Cómo son los grupos de Yoga terapéutico?

En pequeño grupo: En un ambiente adecuado y con un número reducido de personas. Esto permite tener en cuenta el punto de partida y el proceso personal, para facilitar la adaptación de la práctica a las necesidades específicas y el seguimiento adecuado de cada alumno
– Sesiones individuales: entrevista inicial con la profesora/or para reconocer las características y la  problemática de cada caso. A lo largo del curso se podrán mantener las sesiones individuales que estimemos oportunas.

Beneficios:

En este proceso trabajamos con:
– Respiración: mejorar la capacidad respiratoria.
– Cuerpo físico: devolver la movilidad articular y el tono justo a nuestros músculos. Favorecer el correcto funcionamiento de los sistemas circulatorio, digestivo, glandular y nervioso.
– Mente: Aprender a relajarnos primero, a concentrarnos en la respiración y progresivamente en diversos objetos de concentración. Caminando hacia una mente clara.

Que es y que no es:

El Yoga Terapéutico no es una pastilla que me da el médico.
Es un espacio de autoconocimiento en el que la profesora va guiando la práctica y al mismo tiempo requiere de la implicación activa de l@s participantes. Que ponen: la voluntad de mejora, la confianza en un@ mism@, la paciencia, el compromiso de la practica regular y el ingrediente esencial Sentido del Amor y del Humor :0)

Artículo escrito por: Mónica Díaz, Profesora Yoga